viernes, 20 de julio de 2012

Fotos + música, la mezcla perfecta

El otro día, mientras preparaba un pequeño show con unas fotografías (en concreto, las de la boda que comenté en la entrada anterior), me daba cuenta de una pequeña reflexión que hoy os quería trasladar a todos vosotros.

Veréis, yo mismo quería limitar la cuantía de fotos de dicha presentación a aproximadamente unas 240 fotografías... pero resulta que la cosa se me fue de las manos, pasó a ocupar unas 330 aproximadamente. No temía por la cuantía, sino por el tiempo de diapositiva.

Veréis, cuando enseñáis fotos a quien sea, y las enseñáis a palo seco, la presentación puede llegar a hacerse larguita, aunque estés enseñando unas 40 fotos. Imaginaos tener que decirle:

No, es que son más de 300 fotos

Muerte súbita por infarto...

Pues bien, visto y comprobado... en un pase de más de 300 fotografías, de unos 25 minutos de duración, el simple hecho de aderezarlo con música lo hace algo más ameno. Mucho más, de tal manera que esos 25 minutos vuelan literalmente. Sin querer darte cuenta, te has tragado una cantidad ingente de fotografías, una cantidad que, visualizándolas una a una manualmente y sin música de fondo, puede hacerse algo tedioso.

 ¿Cómo hacer una buena presentación de fotografías con música?

Os cuento mi experiencia personal. En primer lugar, cabe destacar que he usado la que considero que es una de las aplicaciones más completas a la hora de preparar presentaciones de fotografías: ProShow Gold, de PhotoDex. Es una aplicación de lo más completa, puesto que permite la inclusión de todo tipo de efectos, packs de "extras", perfecta sincronización con la música (incluso, por lo que tengo entendido, se pueden sincronizar partes de la presentación con una canción determinada), y posibilidad de dar salida al archivo en HD (eso sí, recomiendo encarecidamente comprimirlo a posteriori con otro programa... porque da la salida a tanta calidad que un vídeo de 25min puede llegar a ocupar sus 11gb tranquilamente) o subida directa a Youtube, entre otras opciones.

En segundo lugar, Audacity me ha ayudado a unir las canciones enlazando unas con otras sin dejar un sólo silencio entre ellas, dando como resultado un fichero .wav (y de ahí, que partiese con una duración predefinida y mi intención fuera introducir unas 250 fotografías, a razón de unos 5 segundos por foto). La razón de usar Audacity en vez de insertar las canciones "a pelo" fue evitar los molestos silencios entre canción, el crossfade de X segundos que cae donde cae y (lo confieso) los problemas que he tenido alguna vez a la hora de meter varias canciones con este programa.

La música elegida tocaba todos los géneros, pero importantísima una cosa. Si al menos hacéis un vídeo con fotos de una boda, mi consejo personal es que empecéis siempre por la canción más lenta y subáis progresivamente el ritmo de la música, hasta acabar por la más cañera que queráis. (Otro día me pararé a hablar de la música ideal para hacer montajes).

Una vez listo todo esto, llegué a pensar que los 3,5 segundos que me sugería ProShow por cada foto, con cada transición de 1,2seg (creo recordar) se antojaría muy poco tiempo por foto. Me equivoqué de pleno, es el tiempo perfecto para visualizar la fotografía sin que se haga muy "cansina", pero a la vez no es un "relámpago" que pasa fugazmente por nuestros ojos.

Insertadas las fotos, ajustamos el tiempo de la presentación de forma que sincronice automáticamente con la duración del audio, aleatorizamos transiciones (ojo, porque el salto entre fotos sin efecto está incluido entre las posibilidades de aleatoriedad) y efectos por foto... et voilà!

Resumiendo:
  • Para mezclar el audio (no requerido, pero si eres tiquis-miquis necesario) Audacity.
  • Para crear la presentación: ProShow Gold.
  • Medidas estimadas: para unos 25min30seg, 330 fotos aprox, lapso entre foto y foto de 3,5 seg aproximadamente, con tiempos de transición de 1,2seg.
  • Música (en el caso que sean fotografías de una boda): empezar por la más lenta y acabar por la más rápida.
  • Si queréis grabar en HD o FullHD, paciencia... necesitaréis un buen ordenador y tiempo (hablo por el mío, que no es una mala máquina y tarda un tiempo considerable en sacar un archivo en FullHD).
En definitiva, si queréis enseñar una cantidad relativamente importante de fotos, sin duda, la mejor alternativa es elegir una buena música, pasar las fotos por el ProShow y pasar un rato entretenido y que, sin duda, se os pasará volando.